Alergias alimentarias en los niños

Alergias alimentarias en los niños

Aproximadamente, el 5% de los niños menores de 3 años de edad son alérgicos a uno o más alimentos. Los más comunes son leche, huevos, soja, trigo, pescado, palta y bayas. En el siguiente articulo Clémentine & Bastièn te cuenta todo lo que debes saber sobre, Alergias alimentarias en los niños.

Alergias alimentarias en los niños

¿Cuáles son las alergias alimentarias que más afectan a los niños?

En primer lugar, hay que dejar claro que, de los tres nutrientes básicos, hidratos de carbono, grasas y proteínas, son estas últimas las responsables de las alergias alimentarias. Los principales causantes de reacciones alérgicas son la leche, los huevos y el pescado en la edad infantil, y las frutas, los mariscos y los frutos secos en la edad adulta.

Cualquier proteína animal o vegetal es susceptible de desencadenar reacciones alérgicas. Estudios recientes han documentado reacciones alérgicas por hidratos de carbono, no sólo por proteínas.

¿Qué hago si mi bebé tiene una alergia alimentaria?

Empezar a darle de comer alimentos sólidos al bebé es toda una nueva y emocionante experiencia, tanto para padres primerizos como para los que ya no lo son. Sin embargo, este nuevo descubrimiento de sabores puede ocasionar ciertas reacciones negativas en el cuerpo de tus hijos, a las que se les conoce como alergias; ¡pero no te alarmes! Aquí, te dejamos 3 de las alergias más comunes.

Alergia al Huevo

Alergias alimentarias en los niños

La alergia al huevo de gallina, es una de las alergias más comunes presentes en niños mayores de 12 meses. Esta alergia suele ser causada por la falta de la inmunoglobulina IgE, que se encarga de combatir las proteínas del huevo.

Los síntomas más frecuentes de la alergia al huevo son: el enrojecimiento de la piel, picazón e hinchazón de los labios y párpados. En muchos casos, se presentan problemas digestivos como vómitos, dolor de estómago y diarreas.

Los problemas respiratorios como dificultad para respirar y tragar, se presentan en una menor frecuencia; sin embargo, si tu pequeño pasa por eso, te recomendamos acudir de inmediato a tu médico de confianza.

Alergia al pescado

Alergias alimentarias en los niños

La alergia al pescado es la 3ra más común en niños y la 1ra en adultos. Su origen viene de la inmunoglobina E (lgE), que hace que, al ingerir este tipo de alimentos, un anticuerpo produzca una reacción exagerada y de rechazo.

Este tipo de alergia coincide con los primeros años de nuestros hijos, ya que es aquí cuando empiezan a probar estos alimentos de origen marino. Esta alergia alimentaria es generalmente hereditaria; es decir que, si uno de los padres lo tiene, el niño o niña tiene un 40% de riesgo de padecerlo.

Los síntomas más comunes son reacciones en la piel como picazón, urticaria o hinchazón. Algunos también pueden llegar a desarrollar problemas gastrointestinales como vómitos y diarreas.

Alergia a la leche

Alergias alimentarias en los niños

La alergia a la leche es una de las más comunes en niños menores de 3 años. Esta, se produce por una reacción contra las proteínas de la leche, incluso después de su cocción.

Los síntomas comunes de este tipo de alergias son: ronchas alrededor de la boca y en el cuerpo, hinchazón de labios y lagrimeo. También se pueden presentar náuseas, vómitos y diarreas, y en algunos casos más delicados, problemas respiratorios.

¿Cómo saber si mi hijo tiene alergia alimentaria?

Las alergias alimentarias en niños y lactantes son una reacción adversa frente a la exposición de un alimento que causa síntomas, como, por ejemplo: llanto, erupción cutánea, diarrea, cólicos, sibilancias (personas que pueden presentar problemas respiratorios), vómitos o sueño inquieto.

¿Cuándo un niño es alérgico a algún alimento?

Con frecuencia se suelen confundir los términos intolerancia y alergia. En el caso de los intolerantes, y de los enfermos celíacos, hablamos de enfermedades de carácter digestivo. En el caso de las alergias alimentarias, el responsable es el sistema inmunológico que responde de manera anómala ante supuestos agresores (las proteínas).

La confusión se suele producir porque entre los síntomas de las alergias alimentarias están los gastrointestinales: dolor, hinchazón, vómitos, diarreas, náuseas… semejantes a los que se producen en el caso de las intolerancias, aunque hay otros más específicos como SAO (síndrome de alergia oral) y angioedema. Sin embargo, los alérgicos a alimentos suelen tener otro tipo de síntomas:

Cutáneos: urticaria, eccema, DA (dermatitis atópica);

Respiratorios: rinitis, congestión, asma, bronco-espasmos y edema de glotis.

 Shock anafiláctico: es el más grave, aunque afortunadamente el menos frecuente. El shock anafiláctico produce un fallo multisistémico con dos o más de los síntomas ya citados. En los casos más severos, se produce bajada de tensión, arritmia, desfallecimiento y fallo cardiorrespiratorio que compromete constantes vitales llegando a ser letal.

En todo caso, sólo un médico alergólogo nos dará el diagnóstico definitivo. Las intolerancias tienen un carácter crónico, pero no son potencialmente mortales, mientras que las alergias pueden llegar a superarse, pero son potencialmente mortales.

¿En qué se basa el tratamiento de la alergia alimentaria?

Alergias alimentarias en los niños

Por lo que respecta al tratamiento de las alergias a alimentos, el tratamiento de los síntomas (leves con antihistamínicos, corticoides y broncodilatadores, y graves con adrenalina inyectable) consulta siempre con tu pediatra antes de introducir medicamentos a tu bebé. Las responsables de las alergias alimentarias son las proteínas y, hoy por hoy, la única manera de prevenirlas es eliminar estrictamente los alimentos que la provocan.

Se efectúan revisiones periódicas para evaluar los niveles de tolerancia y la evolución de la dieta de eliminación (eliminamos la causa y la memoria alérgica que genera nuestro organismo). En los casos en que se considera que puede haber éxito y se puede ‘superar’ la alergia, se deben llevar a cabo pruebas de provocación o exposición controlada (siempre en el ámbito hospitalario).

En la actualidad, los mejores resultados en este sentido se están produciendo entre los alérgicos a la leche. Se están ensayando también algunas vacunas para alimentos concretos, aunque todavía falta mucho para la ‘vacuna total’.

Puedes leer más artículos similares a Alergias alimentarias en los niños en el Blog de Clémentine & Bastièn!

Fuente: Guía Infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat