escucha activa

La importancia de la escucha activa en la crianza de tus hijos

Los niños se pasan media infancia teniendo que mirar hacia arriba para establecer contacto visual con los mayores. El motivo es obvio: ellos son más pequeños y los adultos más altos, por lo que acaban acostumbrándose a esa postura de superioridad del adulto. Y lógicamente, aunque los niños no sean capaces aún de expresarlo, a nadie le gusta que le hablen desde arriba. En el siguiente articulo Clémentine & Bastièn te cuenta todo lo que debes saber sobre, la importancia de la escucha activa en la crianza de tus hijos.

escucha activaLos niños no tienen opción de salvar esa diferencia de altura (no van a estar trepando a mesas y sillas cada vez que les hablemos) Pero, ¿y si somos los adultos quienes mejor nos adaptamos a ellos poniéndonos a su misma altura? Se lo conoce como el método de crianza escucha activa y es muy efectivo a la hora de comunicarnos con nuestros hijos con empatía, de forma abierta y positiva.

¿Qué es el método de escucha activa?

hablar pequenosEl método de escucha Activa es una técnica de comunicación basada en el trabajo de Carl Rogers utilizada en campos como la enfermería, la psicoterapia, la resolución de conflictos y también la crianza de los hijos.

En 2002, Rost la definió como «un término genérico para definir una serie de comportamientos y actitudes que preparan al receptor a escuchar, a concentrarse en la persona que habla y a proporcionar respuestas (feedback)».

Demuestra disponibilidad e interés por la otra persona. Una forma de mostrar empatía y decirle “entiendo lo que sientes”. Por un lado, el hablante se cerciora que el oyente le ha entendido, pero no sólo se basa en la comunicación verbal, sino también en el lenguaje no verbal: los gestos, sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo.

Ponte a su altura y míralo a los ojos

escucha pequenaEl gesto es muy sencillo y los beneficios emocionales para los niños son enormes. Es tan simple como agacharse, ponerse a su misma altura y mirarle a los ojos.

Es increíble el poder que tiene mirar a los ojos a las personas, y por supuesto mucho más si se trata de nuestros hijos. Es una forma de demostrarles que te abres a la comunicación, que te pones a su mismo nivel para ayudarle, ya sea que tenga una rabieta, necesite una explicación o quieras decirle lo mucho que lo quieres.

Es una forma de validar al otro, aunque no se esté de acuerdo con lo que dice. Podemos tener diferentes opiniones, pero lo entendemos y damos valor a lo que nos dice. Además, el niño se siente más seguro y tranquilo. No está intentando llamar nuestra atención por otros medios, porque le demostramos de forma activa que estamos centrados en lo que nos quiere expresar.

No sólo se establece una comunicación verbal, sino también gestual. Poniéndote a su altura puedes también detectar cómo se siente, si está enfadado, si llora, si se siente frustrado, e intentar solucionarlo. Es una manera de abrirse a la comunicación, de permitir que el que el niño exprese sus necesidades y sus sentimientos.

La manera de comunicarnos con nuestros hijos va dejando huella en su personalidad y a medida que crecen influye también en la forma en que ellos se relacionan con las demás personas. Si queremos hijos empáticos, nosotros debemos ser empáticos con ellos desde que son pequeños.

Técnicas para que la escucha activa funcione

nivel ninosPara que se lleve a cabo de una manera eficaz la escucha activa, debes tener en cuenta las siguientes técnicas y consejos. Esto es todo lo que debes evitar siempre.

✓ Las interrupciones
Debemos esperar a que el otro termine de hablar. Si el otro necesita expresar lo que le ocurre tenemos que evitar contar ‘nuestra historia’ sin dejarle acabar.

✓ Las distracciones
Cuando nos comunicamos la atención disminuye en el ‘nudo’ de la conversación. En el inicio y el desenlace se mantiene alta. Pues bien, debemos hacer esfuerzos por mantener el mismo nivel de atención en las diferentes partes de la conversación.

✓ Evitar expresiones
Por ejemplo, ‘tranquilo, que seguro que no pasa nada’.

✓ Ser ‘psicólogo de estar por casa’
Evitar dar soluciones y respuestas al otro solucionando todo lo que le pasa sin haber escuchado toda la conversación.

✓ Juzgar
Si se juzga lo que el niño dice nos alejamos de un modelo de aprendizaje que le permita ser tolerante con la opinión de los demás. Por tanto, debemos aceptar lo que nos cuenta aún sin estar de acuerdo. Para fomentar la tolerancia, la asertividad o incluso que aprenda a admitir errores y no frustrarse.

✓ Reprochar todo lo que dice
Será mejor no echarle en cara que no nos gusta lo que cuenta, ni dar sermones para corregir su forma de pensar. Esto solo le aleja más.

✓ Establecer contacto visual
Será importante mirar a los ojos del que habla. Si tu hijo necesita que le escuches será mejor que te agaches y te pongas a su altura para poder fijarte en su expresión.

✓ Aprender a reconocer su lenguaje no verbal
Qué significan los gestos que hace, sus expresiones, su postura al hablar, etc.

✓ Sirve de espejo
Asiente con la cabeza para que sepa que estás escuchando. Además, puedes parafrasear lo que te va diciendo y así, además de hacerle saber al niño que le escuchas puedes verificar si comprendes el mensaje.

✓ Utilizar el propio lenguaje no verbal
Igual de importante es estar atento al lenguaje no verbal que emplea el pequeño que utilizar el propio.

✓ Sonreír
Sonreír, hacer gestos, la postura que empleamos al escuchar, etc. serán señales muy importantes para el niño mientras habla.

¡Puedes leer más artículos similares a La importancia de la escucha activa en la crianza de tus hijos en el Blog de Clémentine & Bastièn!

Fuente: Bebés y más.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat