Cómo hidratar a los bebés

Cómo hidratar a los bebés

Si eres padre o madre seguro que has escuchado que los bebés se deshidratan con facilidad. Con la llegada del calor y las elevadas temperaturas, es importante prevenir que esto ocurra, evita que puedan sufrir un golpe de calor. Saber cómo hidratar a los bebés se vuelve fundamental en estos casos. En el siguiente artículo Clémentine & Bastièn te cuenta todo lo que debes saber sobre cómo hidratar a los bebés.

Cómo hidratar a los bebés

Ahora que va llegando el calor, es imprescindible que nuestros peques siempre estén bien hidratados. La necesidad de agua de un bebé es bastante mayor que la de los adultos.

El peso corporal de un bebé es un 70% agua, frente a 50%-60% de los adultos. Por ello, es recomendable que tomen a diario un 10-15% de su peso total en agua, ya que tienen más probabilidades de sufrir una deshidratación.

Con temperaturas altas, es muy posible que sus niveles de líquido en el cuerpo se reduzcan considerablemente, y debemos hacer todo cuanto esté en nuestras manos para compensar esta pérdida.

Cómo hidratar a los bebés

La hidratación de los bebés menores de 6 meses

Los niños menores de 6 meses solo se alimentan con leche, ya sea materna o de fórmula. A esa edad es importante no ofrecerles otros líquidos, ya que podrían no alimentarse correctamente. Entonces, ¿cómo hidratar a los bebés menores de 6 meses?

Siempre se dice que la lactancia es alimento e hidratación y que ha de darse a demanda. Por eso, hay que ofrecer el pecho, o el biberón, de manera continuada. Si tu bebé se alimenta con leche de fórmula respeta siempre la proporción entre medidas y mililitros de agua. Poner más polvo de los debidos podría favorecer un principio de deshidratación.

Aunque el bebé no manifieste síntomas de sed, ofrécele el biberón o el pecho. Los bebés no reconocen la sed de forma inmediata, como lo hacen los adultos. Así evitarás posibles sustos.

¿Y si nuestro bebé aún es lactante?

Cómo hidratar a los bebés

Si nuestro bebé es lactante, no debe beber agua mineral durante los seis primeros meses, es decir, cuando se alimente exclusivamente con leche materna, según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La leche materna cuenta con un 90% de agua en su composición, por lo que no es necesario que consuma otro tipo de bebida. Además, la leche materna cuenta con los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades del bebé.

Si nuestro bebé toma leche materna o leche de fórmula, podemos ofrecerle de forma más continua cuando haga mucho calor, ya que, como comentábamos al principio, sus niveles de líquido en el cuerpo se pueden reducir considerablemente debido al sudor.

¿Cómo hidratar a un bebé mayor de 6 meses?

Cómo hidratar a los bebés

De manera general, los 6 meses marcan la introducción de la alimentación complementaria. Algunos bebés comienzan antes, y otros después, pero esa edad es a la que se suelen dar los hitos que la hacen posible.
Si es el caso de tu bebé, debes saber que la pauta de hidratación cambia con respecto a los lactantes. En el momento que comienzan con los sólidos se les puede empezar a ofrecer agua. Hazlo también a menudo, por si el bebé olvidara pedirla.

No hay que olvidar que también se consigue hidratación a través de la comida. Las frutas de verano son ricas en agua y pueden servirte para hidratar a tu bebé. Si es la primera vez que la toma recuerda las recomendaciones con respecto a la introducción de alimentos. La sandía y el melón, son buenísimas opciones. También puedes hacerlo con las sopas frías.

Cómo hidratar a los bebés

Puedes echar un vistazo a nuestras recetas en Blog Clémentine & Bastièn

¿Cómo hidratar a un bebé deshidratado?

Dele a su hijo pequeños sorbos de una solución de rehidratación oral los más a menudo posible, aproximadamente una o dos cucharaditas (de 5 a 10 mililitros). Los bebés se pueden seguir amamantando o alimentando con leche de fórmula, siempre que no estén vomitando de forma repetida.

¿Qué hacer si sospechas de deshidratación?

Las señales que pueden alertarte con respecto a un principio de deshidratación son:

✓ Tu bebé moja menos pañales de lo habitual.

✓ Está alicaído.

✓ Llora sin lágrimas.

✓ Su orina es más oscura de lo habitual.

✓ Tiene la boca reseca.

Si presenta alguno de estos síntomas, acude de inmediato a tu pediatra o centro de urgencias, ya que la deshidratación y el golpe de calor son muy graves en los bebés. El doctor te dirá cuál es la mejor forma de hidratar a tu bebé en ese caso.

¿Has vivido algún episodio que te haya hecho sospechar de deshidratación infantil? ¿Cómo lo afrontaste? Déjanos tu respuesta en los comentarios

¡Puedes leer más artículos similares a Cómo hidratar a los bebés en el Blog de Clémentine & Bastièn!

Fuente: Suavinex

Comments (2)

    1. Hola Jackeline gracias por leer nuestras recetas 😉, te recomendamos siempre consultar con tu pediatra antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat