¿Cómo se debe cambiar el pañal al bebé?

¿Cómo se debe cambiar el pañal al bebé?

Clémentine & Bastièn te trae en el siguiente artículo, el paso a paso, de cómo se debe cambiar el pañal al bebé, con el fin de que esta tarea resulte fácil y cómoda de realizar, incluso a los papás más inexpertos.

 

¿Cómo se debe cambiar el pañal al bebé?

 

Cambia el pañal a tu bebé tantas veces como sea necesario. Es mejor hacerlo a menudo, pues si la zona permanece húmeda mucho rato se puede irritar. Puedes utilizar pañales desechables o lavables.

 

Basta con utilizar agua para limpiar la zona del pañal, aunque el bebé haya hecho caca. No hace falta poner crema protectora si el bebé no tiene irritación.

 

La mejor manera de prevenir las irritaciones es manteniendo la piel seca. Las toallitas húmedas comerciales son cómodas si se está fuera de casa, pero los productos que las impregnan, en ocasiones alteran la piel del bebé, se recomienda siempre usar las que no contienen alcohol.

 

Si la piel se enrojece, conviene dejar al bebé un par de horas sin pañal, envuelto en toallas de algodón. Si no mejora, se puede utilizar una crema protectora a base de óxido de zinc llamada también «pastas al agua». Se deben evitar las cremas que contengan corticoides, antimicóticos y antibióticos.

 

Son muy frecuentes las infecciones por hongos en la zona del pañal. Con frecuencia son precedidas o acompañadas de hongos en la boca (conocidos como muguet), que se presentan como manchitas blancas adheridas a la mucosa de la boca.

 

Los hongos en el potito del bebé se caracterizan porque la piel está roja, sobre todo por dentro de los pliegues de la ingle y de los muslos, y se va extendiendo cada vez más. En los bordes, entre la zona roja y la piel normal, hay pequeñas manchas redondas rojas, con el borde blanquecino. En este caso, siempre con la confirmación del pediatra, se debe aplicar crema con antimicóticos. Es preciso tratar simultáneamente el muguett, que suele ser el origen de la infección.

 

Los pañales desechables

 

¿Cómo se debe cambiar el pañal al bebé?

 

Los pañales desechables son los más utilizados en la actualidad. Su éxito se debe principalmente a la comodidad y el desahogo de tiempo que supone para los padres de hoy en día no tener que lavarlos.

 

Son muy absorbentes y permiten que el bebé permanezca seco y sin irritaciones durante largo tiempo. Sus tiras adhesivas hacen que sean fáciles de cambiar y permiten comprobar si el bebé está mojado despegando y pegando las tiras adhesivas todas las veces que sea necesario.

 

Los padres podrán encontrar pañales desechables especialmente adaptados al peso y la edad del bebé y con zonas diferenciadas de mayor absorción según sea niño o niña.

 

¿Cómo se cambian los pañales?

 

¿Cómo se debe cambiar el pañal al bebé?

 

1. Los preparativos. Deja todo lo que necesitas para cambiar el pañal al pequeño al alcance de la mano. De este modo, como no tendrás que desplazarte, nunca le dejarás solo. Quítale el pelele o súbele la camiseta hasta el pecho.

 

2. Extender el pañal limpio. Levanta al niño por los tobillos. Desliza por debajo de sus nalgas, hasta la altura de los riñones, un pañal limpio, bien extendido. Las sujeciones adhesivas deben quedar a la altura de su ombligo. Centra perfectamente el pañal debajo de las nalgas. Éste deberá permanecer debajo del niño hasta el final del cambio.

 

3. Quitar el pañal sucio. Antes de quitarle el pañal que lleva puesto, comprueba si debes cambiárselo (si el pequeño se ha hecho pipí o caca). En caso de que así sea, separa los adhesivos laterales del pañal sucio doblándolos sobre sí mismos. A continuación, baja la parte delantera del pañal, que deberás doblar con cuidado.

 

4. Limpiar el potito. No debes quitarle el pañal sucio rápidamente. Simplemente hay que desplazarlo, para que el niño quede sobre el pañal limpio. Después, límpiale debidamente el potito, seca bien la piel y ponle la pomada protectora, para prevenir posibles irritaciones. Existen pomadas como las de Weleda que contienen ingredientes naturales como pro-vitamina B5 (pantenol), que nutren, hidratan y favorecen el nivel óptimo de hidratación de la frágil piel del bebé, ayudando a evitar que se produzcan las temidas irritaciones del pañal.

 

5. Poner el pañal limpio. Extiende bien el pañal limpio. Pasa su parte delantera entre las piernas del pequeño. Comprueba que la parte delantera del pañal queda a la misma altura que la parte posterior antes de pegar los adhesivos. El pañal debe quedar bien liso.

 

Algunos consejos útiles

 

Cada vez que interactuamos con nuestro bebé, es normal que intentemos y deseemos maximizar el mayor tiempo de vinculación posible. Cambiar pañales, de hecho, se convierte en una maravillosa oportunidad.

 

Es un momento único para mantener contacto visual y comunicarnos con el pequeño. Por ejemplo, podemos cantarle una canción, hacerle cosquillas en la barriguita, o simplemente hacer magia para que la experiencia sea aún más divertida. Pero, evidentemente, todas estas maravillosas acciones no son adecuadas para hacer por la noche, sobre todo si no deseamos que el bebé acabe por desvelarse y se despierte.

 

En  Clémentine & Bastièn podrás encontrar los mejores artículos para bebés, tanto para su cuidado y como para su alimentación.Si tienes dudas comunicarte con nosotros.

 

Fuente:

 

https://mibebeyyo.elmundo.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat