Cuidando la piel durante el embarazo

Cuidando la piel durante el embarazo

El embarazo representa un período de grandes cambios, y la piel es protagonista de muchos de ellos.  Al ser un órgano que está estrechamente ligado a las hormonas y las emociones, es natural que a lo largo del embarazo (desde la concepción realmente) se desate un proceso de metamórfosis cutánea total.

Cuidando la piel durante el embarazo

Es por eso que la piel debería recibir cuidados especiales desde un inicio, los cuales no necesariamente serán los mismos que se realizaban antes de este período tan especial. Muchas veces esto significa un cambio 360 de la rutina de skincare que se usaba normalmente. Para otras mujeres, ante el temor del aparecimiento de las temidas estrías, esto genera un rito de iniciación del cuidado de la piel corporal, la cual antes pasaba totalmente desapercibida.

Dentro de las diferentes alteraciones que se pueden producir en la piel, existen 2 tipos: las que son totalmente naturales o esperadas y no ameritan tratamiento inmediato y las variantes no tan esperadas y causantes de gran incomodidad, por lo que sí deben ser tratadas. El oscurecimiento de las areolas, axilas y región inguinal, dilatación de capilares superficiales con formación de arañas vasculares, lesiones fibromatosas en cuello, axilas o región infra mamaria y estrías son ejemplos de los cambios cutáneos esperados y que pueden ser tratados en el post parto o post lactancia.

Por el contrario, la xerosis (resequedad), el acné, rosácea, melasma y la dermatitis seborreica (caspa) deben ser tratados lo más pronto posible. No solo para evitar su empeoramiento,  también para contribuir con el bienestar general de la gestante. Dentro de estos últimos, el melasma y el acné son los más comunes y los que más repercusiones pueden tener en la autoestima, incluso post embarazo.

Cuidando la piel durante el embarazo

Cuidando la piel durante el embarazo

El melasma se visualiza como manchas de tonalidad marrón que aparecen predominantemente en la frente, pómulos, nariz y por encima del labio superior. El acné puede aparecer en forma de comedones (espinillas), pústulas o lesiones eritematosas inflamadas y dolorosas localizadas en el tercio medio facial (zona de los pómulos) y/o en el tercio inferior (zona del reborde mandibular y cuello). También puede generalizarse y afectar todo el rostro, cuello, pecho, hombros y espalda. “No sabía que esto se podía tratar durante el embarazo”. Esa es la frase típica que muchas de mis pacientes embarazadas me dicen cuando acuden al consultorio con alguno de estos problemas.

Afortunadamente hoy en día contamos con opciones terapéuticas para incorporar en la rutina de cuidados diarios de la piel, de uso aprobado en gestantes y que ayudan a prevenir, tratar y mejorar ambas condiciones. Aquí les doy algunos ejemplos de algunos componentes para el cuidado de la piel que tranquilamente pueden ser usados durante el embarazo:

1. Protector solar (filtros físicos o químicos): uso diario (dentro y fuera de casa), re aplicarlo cada 3 horas, usar entre 3-5 veces al día.

2. Vitamina C: con acción antioxidante, preventiva de manchas y aclarante. Se puede utilizar mañana y noche.

3. Despigmentantes: hay opciones que no presentan ningun riesgo para gestantes, ayudarán a aclarar las manchas pero no se irán del todo (por el trasfondo hormonal recuerden). Se pueden utilizar también mañana y noche.

4. Hidratantes: ya sea en crema o serum, a base de ácido hialurónico. La elección dependerá del tipo de piel de la paciente.

5. Agua termal: con efecto hidratante, calmante y descongestivo. Sensación refrescante al instante, sobre todo para las más calurosas, las que tienen piel sensible o sufren de rosácea.

6. Antibióticos tópicos u orales: estos serían indicados en los casos de acné. La elección depende de la intensidad y extensión del cuadro. Hay opciones que no representan peligro o riesgo para el bebé.

Cuidando la piel durante el embarazo

Recuerden: para cada una de las condiciones mencionados, existe un tratamiento específico el cual podrá ser realizado sin poner en riesgo la salud del bebé. Lo único que deben hacer es acudir a su dermatólogo de confianza para poder recibir el tratamiento personalizado de acuerdo a las necesidades de su piel.

Dra. Melanie Macpherson Zeña / Dermatóloga Clínica y Estética

Puedes leer más artículos similares a Cuidando la piel durante el embarazo en el Blog de Clémentine & Bastièn!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat