La etapa del egocentrismo en los niños

La etapa del egocentrismo en los niños

Ser egocéntrico significa que la persona sólo piensa en sí mismo y no importa lo que piensen o sientan los demás. Pero en el caso de los niños no significa que sea egocéntrico (o egoísta) simplemente que están en una etapa evolutiva en la cual ellos son los protagonistas porque aún no han desarrollado un pensamiento empático.  En el siguiente articulo Clémentine & Bastièn te cuenta todo lo que debes saber sobre, La etapa del egocentrismo en los niños.

La etapa del egocentrismo en los niños

El egocentrismo es parte del desarrollo de los pequeños y es sano que lo pasen, además es que deben pasar por esta etapa y los padres no tienen por que darle más importancia de la que realmente tiene, únicamente deben armarse de paciencia y cariño.

Pero esta etapa es importantísima para su buen desarrollo. Entrar de lleno en su “yo” les permite desfusionarse de mamá y descubrir que son otro ser. Ahí empiezan a tomar sus propias decisiones (“quiero ese tenedor, no este”, aunque sean iguales) y es importante que suceda todo esto para, el día de mañana, ser personas que piensan, sienten y actúan por ellos mismos.

Son inmaduros, no tienen paciencia, a veces nos desconciertan, parecen caprichosos y a ratos nos agotamos en su presencia especialmente si están cansados o tienen hambre. Pero todo esto que hacen es normal en esta etapa que empieza hacia los dos años y termina hacia los seis-siete aproximadamente.

Cuando comienza la etapa egocéntrica en los niños

La etapa del egocentrismo en los niños

Aproximadamente hacia los dos años o tres años los niños pasan por esta fase de egocentrismo en muestra del estado profundo del ser humano porque las personas son egocéntricas por naturaleza pero el buen desarrollo y la educación harán que eso cambie.

El niño conoce el mundo según su propia perspectiva como única y por este motivo tiene gran dificultad para ponerse en la perspectiva del otro. No pueden empatizar y entender la perspectiva de la otra persona, para poder entender qué ocurre el niño debería poder tomar conciencia de la realidad algo que es complicado para su mente en ese momento porque aún no es capaz de diferenciar a él mismo de lo demás.

En la etapa egocéntrica de los niños es habitual que aparezcan las rabietas de forma continua por la falta de entendimiento y la falta de posibilidad de una comunicación adecuada por lo que los niños muestran gran frustración ante diferentes hechos.

Con las rabietas el niño manifiesta conductas inadecuadas (gritos, insultos, pataletas) que utiliza para obtener aquello que desea, aunque sea una etapa que se pasa hay que ayudarles a que las rabietas no sean un habitual diario. Todo a su alrededor pertenece a él, y eso lo manifiesta con ‘es mío, es mío’.

La etapa del egocentrismo en los niños

Si le transmites que ser así está mal, va a sentir que es incorrecto/a, que lo que siente no es legítimo ni válido. Su naturaleza ahora es ser así, no le desconectes de quien necesita ser ahora.

Y confía. Crecerá, madurará y entrará en el “nosotros” comprendiendo un montón de cosas que en la fase egocéntrica para él o ella no tenían sentido.

Si no normalizamos la fase egocéntrica y les permitimos experimentarla dándoles esa mirada que tanto necesitan, puede ocurrir que se pasen toda la vida enganchados a esa fase. ¿No conoces a nadie de 20, 30 o 40 años que pretende ser siempre el centro de atención y que cualquier cosa que le cuentas sigue con su “pues yo…”? Deja que tu peque se sumerja en el “yo, yo, yo…” a full cuando toca, y no se quedará ahí de por vida.

2 consejos de cómo actuar durante la etapa del yo de los niños

La etapa del egocentrismo en los niños

Para ello y como padres tienes que tener una actitud mental positiva considerando que es posible el cambio de conducta animándolos de forma constructiva. Para ello:

1  No tendrás que darle aquello que demanda (con rabieta o malos modos) y entretenerle con otra alternativa que consideres adecuada, actuar con tranquilidad, controlar tu actitud sin gritos y malos modos, actúa con afecto e indícale las cosas con calma, dile las cosas con pocas palabras y usa el ‘disco rayado’ (decir lo mismo una y otra vez) con calma y sin nervios, después de la rabieta y cuando haya llegado la calma explícale su comportamiento y expresa qué esperas de él la próxima vez…pero sobre todo lucha porque el ambiente familiar sea tranquilo y feliz y sé un buen ejemplo de calma y serenidad.

2 Será a partir de la adquisición completa del lenguaje cuando los niños empiecen a socializar con los demás y a empezar a entender el punto de vista del otro, siendo hacia los cuatro años el empiece de otra etapa evolutiva porque comenzará a tener madurez y comprensión del mundo que le rodea.

¡Puedes leer más artículos similares a La etapa del egocentrismo en los niños en el Blog de Clémentine & Bastièn!

Fuente: Míriam Tirado / Guia Infantil

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat