Coronavirus y embarazo: las preguntas más frecuentes de las futuras mamás

Coronavirus y embarazo: las preguntas más frecuentes de las futuras mamás

La alarma social generada por un agente infeccioso del que sabemos poco es evidente. ¿Qué ocurre con el Coronavirus en el embarazo, cuando es necesario acudir a las consultas y los exámenes programados? ¿Y cómo proteger la salud de las futuras mamás en el día a día?

 

Coronavirus y embarazo: las preguntas más frecuentes de las futuras mamás

 

La amenaza del Coronavirus que se cierne a nivel global trae consigo muchas dudas y una creciente ansiedad en las embarazadas, como no podía ser de otra manera.

 

La primera preocupación es cómo protegerse del contagio, qué medidas deben tomar las embarazadas y si son un grupo de riesgo específico en el caso del Coronavirus.

 

Asimismo, si el número de contagiados se dispara y se llega a aplicar medidas más restrictivas en cuanto a la movilidad de las personas y los protocolos hospitalarios, como ya ha sucedido en otros países afectados, como Italia, el miedo y la preocupación pueden aumentar.

 

¿Cómo se organizarían los hospitales y las maternidades para garantizar un cuidado seguro a las futuras mamás y a los bebés que nazcan?

 

Coronavirus y embarazo: ¿cómo afecta?

 

 

Partamos de un dato contundente: de los aproximadamente 100 000 positivos por Coronavirus registrados en el mundo por las autoridades sanitarias, solo se han dado nueve casos de embarazadas con síntomas respiratorios que hayan requerido hospitalización.

 

Todas ellas han sobrevivido y, en ningún caso, se ha producido la transmisión vertical de la infección de la madre al bebé, como demuestra la ausencia de receptores en la placenta.

 

Asimismo, la leche materna está fuera de toda sospecha y, por el contrario, representa una valiosa fuente de anticuerpos protectores.

 

Por lo tanto, según los datos proporcionados por la OMS y las autoridades sanitarias chinas, en primera línea desde el inicio de la crisis, se desprende que la incidencia del Coronavirus en el embarazo es inferior a la de la gripe común.

 

Por supuesto, el embarazo es un período delicado para las enfermedades respiratorias, a causa de la compresión ejercida por el útero sobre los pulmones. Sin embargo, la infectividad clínica del Coronavirus no es severa en el embarazo.
Por lo que sabemos hasta ahora, después de tres meses de difusión del virus, solo hay que atenerse a las medidas higiénicas de prevención.

 

En consecuencia, el mensaje que tiene que quedar claro es que, a día de hoy, las embarazadas que sufren complicaciones relacionadas con la infección son muy pocas, y ninguna de ellas ha tenido un resultado desfavorable.

 

Coronavirus y embarazo: las preguntas más frecuentes de las futuras mamás

 

¿Si una embarazada se contagia de Coronavirus, existen niveles de riesgo más o menos elevados en función del tiempo de gestación?

 

 

El virus no parece pasar a la placenta, por lo que no puede afectar al feto directamente. Si acaso, podría interferir en su bienestar si provocase una subida de la temperatura materna, como, por otro lado, puede suceder con cualquier síndrome infeccioso.

 

De hecho, por encima de 39 grados, la temperatura puede dañar la placenta y al embrión. Pero en el caso del Coronavirus esto solo puede producirse cuando se desencadena un síndrome pulmonar importante.

 

No obstante, ante un episodio de tal calibre, la futura mamá permanecerá internada y, en caso necesario, será asistida en cuidados intensivos.

 

Si la mamá resultase positiva y sintomática, habría que seguir el protocolo establecido, con un control exhaustivo de la temperatura materna, por el bienestar del feto.

 

Así pues, no es necesaria una monitorización especial de la salud fetal, ni hay razón para adelantar el parto o para recurrir a una cesárea, salvo si se llega a una situación imprevisiblemente severa.

 

¿Qué sucede cuando una embarazada con síntomas sospechosos se presenta para someterse a un control, o para dar a luz?

 

Además de ponerles una mascarilla, las embarazadas que llegan al hospital con tos u otros síntomas sospechosos deben ser evaluadas según determinados criterios sobre el riesgo de infección: procedencia de las zonas de riesgo, posible contacto directo con personas infectadas o descripción de condiciones de salud preocupantes, evidenciadas, por ejemplo, por la frecuencia respiratoria y la saturación de oxígeno.

 

¿Cuáles son las medidas de higiene y prevención del contagio, no solo en las zonas de riesgo ya sujetas a restricciones, sino en general?

 

Coronavirus y embarazo: las preguntas más frecuentes de las futuras mamás

 

Las embarazadas deben atenerse a los criterios normales de sentido común y prudencia recomendados para la población general, es decir:

 

 

 Correcto lavado de manos, frecuente y siempre después de venir de la calle, haber usado el transporte público, etc.
Uso de mascarilla solo si se tiene conocimiento de haber entrado en contacto con un individuo infectado.
Son suficientes las mascarillas normales de usar y tirar, que no representan un escudo inviolable para los patógenos, pero que ofrecen una protección suplementaria de hasta el 85%, si se usan bien.
En cambio, las mascarillas con filtros más sofisticados no son aconsejables, porque son más difíciles de usar y, si no se utilizan bien, son menos seguras.
La ventaja de las mascarillas quirúrgicas es que se pueden desechar después de cada uso.
Toser y estornudar en la zona de la cara interior del codo.
Evitar tocarse con las manos sin lavar zonas como la boca, la nariz y los ojos.
Usar pañuelos tissue de usar y tirar.

 

 

En resumen, las medidas de prevención adoptadas para la gripe estacional también son válidas para el Coronavirus, a saber:

 

 

 Evitar el contacto con personas sintomáticas.
Usar mascarillas si se entra en contacto con personas infectadas.
Lavado frecuente y cuidadoso de las manos con agua y jabón durante un mínimo de 20 segundos.
En caso de no disponer de agua y jabón, utilizar un gel desinfectante de base hidroalcohólica y aplicarlo por toda la superficie de las manos.
Por último, hay que procurar evitar los gestos habituales de los que casi no somos conscientes, pero que son un potencial vehículo de transmisión de un virus que puede estar presente en cualquier superficie, como una barandilla, la barra de un bar o la manija de una puerta.

 

¿Interesado en leer más artículos?

 

En Clémentine & Bastièn Blog, tenemos distintos artículos que te ayudaran en el día a día con tu bebé.

 

Fuente:

 

Coronavirus y embarazo: las preguntas de las futuras mamás

 

https://mibebeyyo.elmundo.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat