Las primeras papillas

Las primeras papillas, para tu bebé

Durante los primeros 6 meses los bebés no necesitan más que la alimentación a base de leche, ya sea materna o artificial. Sin embargo, en esta etapa es cuando los pediatras recomiendan introducir las primeras papillas. Este momento es cuando nuestro bebé ya está preparado para nuevos sabores. Frutas, verduras y cereales serán sus primeros alimentos. Pero, ¿cómo introducirlos en su dieta y en qué cantidades?

 

Las primeras papillas, para tu bebé

 

Preguntas y respuestas sobre las papillas del bebé de 6 meses

 

¿Cómo darle sus primeras papillas? 

 

En los primeros momentos basta con que prueben una o dos cucharadas. Al principio le costará tomar el alimento y no hay que obligarle a más si no lo desea. A medida que se vaya acostumbrando comerá más cantidad y siempre complementamos con leche materna. Recordemos que la leche materna sigue siendo el alimento principal y el resto de alimentos tiene como misión ofrecer nutrientes adicionales.

 

¿Qué cantidad de comida debe comer? 

 

Se recomiendan de 2 a 3 papillas al día entre los 6 y 8 meses (desayuno, comida y cena). En esta etapa puedes seguir ofreciéndole el pecho con frecuencia. *Consulta siempre con tu pediatra antes de introducir nuevos alimentos y cantidades en la dieta de tu bebé.

 

Las primeras papillas, para tu bebé

 

¿Debemos ofrecer el pecho antes o después de las comidas? 

 

Se recomienda ofrecer los nuevos alimentos después del pecho, hasta que el bebé tenga 12 meses para no crearle ansiedad cuando tiene hambre. A partir del año, debe ofrecerse antes para asegurar que no existe déficit nutricional.

 

¿En qué tomas le doy papillas?

 

Es recomendable introducir los alimentos de forma progresiva. Puedes comenzar haciendo una papilla de cereales sin gluten para el desayuno y la cena. Una semana después puedes darle su primera papilla de fruta. Una semana después, dale su primer puré a la hora de la comida.

 

¿Qué alimentos tienen que contener sus primeras papillas y purés?

 

Fruta y verdura. Es conveniente que sólo lleve uno o dos alimentos: papa cocida y zanahoria o cereales sin gluten… Y, todo ello cocinado sin azúcar, ni sal, ni ninguna especia. Puedes añadir un poco de leche materna o artificial mezclada con agua para diluirlo y que no le cueste tanto tragarlo.

 

¿Cómo se hacen los primeros purés?

 

Es conveniente hacer los primeros purés con papa, zanahoria, alverjas verdes, poro y  zapallo. Deja la remolacha, coles, espárragos, espinacas, coliflor o nabo para después del año. Una semana después puedes añadir al puré la carne, preferiblemente de pollo, que es más fácil de digerir y posteriormente de ternera, pavo o cordero.

 

Las primeras papillas, para tu bebé

 

No existen normas fijas sobre el orden en el que introducir los alimentos sólidos en la alimentación del bebé: lo más importante es que la introducción sea progresiva, un alimento sólido cada vez, y dejando una o dos semanas de intervalo para comprobar que el niño los acepta sin problemas.

 

Cereales

 

Suele ser lo primero que se incorpora a la alimentación del bebé, ¡la primera papilla! A partir de los cuatro meses se puede empezar con los cereales sin gluten. El gluten es una proteína presente en el trigo, cebada, centeno y avena, que no se debe dar nunca antes de los seis meses, porque es mal tolerada por los niños pequeños y puede causar formas muy graves de una enfermedad conocida como celiaquía.

 

Frutas

 

Las frutas más utilizadas al principio son el plátano, la manzana, la naranja y la pera, cuanto más maduras, mejor. Con ellas se prepara un puré para la merienda, y después, si el bebé quiere, se le puede ofrecer leche. Los primeros días es aconsejable recurrir a la pera y la manzana y hacerlas en compota para ello puedes utilizar el Babycook de Béaba. Después, hay que ir aumentando la cantidad poco a poco y variando las frutas según los gustos de nuestro pequeño. La mayoría de los niños toman entre 100 y 150 gramos, lo que equivale más o menos al tamaño de un yogur.

 

Verduras

 

Los purés de verdura se inician sobre el sexto mes en sustitución de la toma del mediodía. Para preparar el primer puré de verduras, cuece una papa pequeña, un poco de puerro y calabacín, y media zanahoria y añádele una cucharadita de aceite de oliva. Después bátelo hasta que no queden grumos. Al principio no es necesario que coma mucha cantidad, con un plato pequeño es suficiente. Después del puré le puedes dar un poco de leche.

 

Puedes leer una gran variedad de recetas super fáciles y sencillas y más artículos similares a este en el siguiente link: https://www.clebastien.com/nuestro-blog/

 

Fuente:

 

Cómo hacer las primeras papillas y purés del bebé

 

https://www.guiainfantil.com/

 

https://www.guiainfantil.com/blog/alimentacion/bebes/como-hacer-las-primeras-papillas-del-bebe/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat