¿Por qué no decir a los niños “ten cuidado” y qué decir en lugar de eso?

¿Por qué no decir a los niños “ten cuidado” y qué decir en lugar de eso?

Me encanta hacer hiking (excursión) y hace no mucho fui a un viaje a la sierra de Oaxaca. El viaje duró 7 días y estuvimos en diferentes tipos de terreno y de climas. Antes de empezar las caminatas de cada día, nuestro guía que nos platicaba por dónde pasaríamos y qué podríamos encontrarnos en el camino, haciéndonos conscientes de la belleza natural con que nos encontraríamos, así como de los potenciales peligros a los que nos podríamos enfrentar, pero en ningún momento nos dijo “tengan cuidado “.

¿Por qué no decir a los niños “ten cuidado” y qué decir en lugar de eso?

Ten cuidado” era una frase que constantemente usaba en mis días como Guía de Casa de los Niños donde éstos trabajan con materiales delicados, algunos de vidrio y cerámica que se pueden romper, aprendiendo a transportar objetos pesados, cocinando con utensilios reales como cuchillos y peladores.

Constantemente escucho a mamás y papás gritar a sus hijos “ten cuidado” acompañado por lo general de un “te vas a caer “, “te vas a pegar “, “es peligroso “.

Y sin embargo en la sierra oaxaqueña, donde hay todo tipo de insectos, barrancos, hierbas venenosas, entre otras cosas con las que podríamos y deberíamos “tener cuidado”, nunca escuché esas dos palabras.

Decir “ten cuidado” a los niños es probablemente una de las frases que menos les ayuda. Para empezar, no es nada específica; ¿cuidado con qué? ¿Con las agujetas, con los árboles, con los juegos, con la persona de enfrente?

Y lo peor de decir “ten cuidado” es que genera una sensación de miedo. Al decir “ten cuidado” estamos mandando el mensaje a los niños de que no deben tomar riesgos, de que lo que están a punto de hacer es peligroso y puede poner su vida o su integridad física y/o emocional en peligro, de que algo malo puede suceder, quitándoles una de las cualidades más especiales de ser niños: la curiosidad.

Y no es que nada malo pueda pasar, se pueden caer, se pueden pegar, se pueden lastimar, pero eso es parte de ser niños y cometer errores es lo que les enseña a hacer las cosas diferente, es parte del desarrollo natural de cualquier ser humano.

¿Qué decir entonces en lugar de “ten cuidado “?

Antes de gritar el “ten cuidado” analiza la situación y observa:

  • ¿Cuál es el potencial de que haya un daño real?
  • ¿Por qué esta situación te está incomodando?
  • ¿Qué habilidades está aprendiendo o puede aprender el niño en este momento?

RESPUESTAS: si el niño o la niña están en verdadero peligro, adelante, diles en el tono que sea necesario, lo que sea necesario para evitar el peligro. Pero si esa no es la situación, piensa cómo puedes ayudarlo a estar más consciente y a solucionar problemas.

¡PON ATENCIÓN!

Eso fue lo que nos decía el guía en la montaña. Al escuchar “pon atención” automáticamente nuestra mente nos trae al momento presente y nos hace estar conscientes de lo que está sucediendo alrededor, SIN generar miedo.

El guía nos decía que en francés (la mamá de su hija es francesa), no existe esa frase de “ten cuidado” sino que a los niños se les dice constantemente “atención” con el mismo fin, pero con efectos muy distintos.

Cada vez que quieras decir “ten cuidado” ve que es una oportunidad para ayudar a tus hijos a poner atención, a estar conscientes de sus alrededores, del ambiente y de su cuerpo.

Prueba usar estas frases:

  • Observa cómo… estas piedras están resbalosas, el tronco del árbol está roto, etc.
  • ¿Te das cuenta de… que hay unas plantas venenosas por donde vas a pasar?
  • Intenta mover… tus pies más despacio, más rápido, con fuerza…
  • Prueba usar… tus mandos, tus pies, tus piernas…
  • ¿Escuchas… que hay agua corriendo cerca, que hay mucho viento…?
  • ¿Sientes… que ese paso está estable, el calor del fuego, la brisa del mar…?
  • ¿Te sientes… seguro, emocionado, cansado, asustado…?

Fomenta la resolución de problemas

Antes de gritarles “ten cuidado” a lo que sea que estén haciendo, piensa cómo podrías fomentar que ellos mismos resuelvan una situación peligrosa usando el lenguaje positivo…

  • ¿Cuál es tu plan… usando esa pala, subiendo esa escalera, escalando ese árbol?
  • ¿Qué puedes usar en lugar… de esa rama puntiaguda, de esas piedras tan pesadas?
  • ¿Dónde vas a poner… ese jarrón de vidrio, esas tijeras…?
  • ¿Cómo le vas a hacer…? para bajar, para subir, para cruzar…?
  • ¿Quién… va a ir contigo, te va a acompañar, te va a ayudar…?

¿Por qué no decir a los niños “ten cuidado” y qué decir en lugar de eso?

Fuente: ¿Por qué no decir a los niños “ten cuidado” y qué decir en lugar de eso?

www.micasamontessori.com.mx

https://micasamontessori.com.mx/por-que-no-decir-a-los-ninos-ten-cuidado-y-que-decir-en-lugar-de-eso/?fbclid=IwAR0CvyBjJysTLhwli-XgRxTeDlgBYVQRC2yXfATI68f7omEkSONE92t7Psk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat