No hay nada como hacer dormir a un bebé envolviéndolo y arropándolo en los brazos para que pueda escuchar el latido de tu corazón, En el siguiente artículo Clémentine & Bastièn te cuenta todo, lo que debes saber sobre Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá. 

Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá

¡Cuántas veces habrán dormido mis hijos la siesta en mis brazos! Sobre todo durante sus primeros meses de vida, cuando la cuna les resultaba extraña o no se sentían del todo cómodos en ella. Ellos lo demandaban y a mí me gustaban esos momentos. Las abuelas siempre andaban detrás de mí regañándome porque se iban a acostumbrar a los brazos, pero yo no me resistía y mis hijos tampoco. Y es que dormir las siestas en brazos de papá o mamá es un auténtico placer, ¿no crees?

Bebés que duermen la siesta en brazos de papá o mamá

Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá

Durante sus primeros meses de vida, los bebés pueden llegar a dormir hasta 16 y 18 horas, pero lo hacen a pequeños intervalos, durante el día y la noche. A medida que crecen y van madurando, sus ciclos de vigilia y sueño se van regulando, cada vez duermen menos siestas diurnas y el sueño nocturno es más largo y seguido.

Los bebés pueden hacer entre 4 y 8 siestas diurnas. Muchos de ellos no protestan si les dejas en la cuna, otros se sienten inseguros o intranquilos y demandan el contacto con sus padres y muestran su disgusto, incomodidad o malestar llorando. Es su forma de comunicarse con nosotros. Así es como nos dicen que quieren estar en brazos y así fue cómo me di cuenta que muchos de esas pequeñas siestas que mis hijos hacían durante el día, preferían hacerlas en mis brazos.

Los llantos cesaban cuando les mecía entre mis brazos y así se quedaban plácidamente dormidos. Aprovechaba entonces para sentarme, poner algo en la televisión y relajarme con mi bebé entre mis brazos. Unos momentos realmente deliciosos aunque suene cursi decirlo.

Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá

Hemos hablado con muchas madres y padres que viven o han vivido la misma situación. El bebé dormía de forma plácida y tranquila en brazos, mientras que en la cuna se despertaba en seguida. O incluso, durmiendo en los brazos, el bebé abría los ojos de inmediato si sus padres intentaban dejarle en la cuna.

Y es que, no hay nada como los brazos de papá o mamá, envuelven y arropan al bebé mientras escuchan el latido de corazón y perciben ese olor cercano y conocido que les transmite seguridad y confianza. La cuna sólo es un mueble, las siestas en brazos de papá y mamá son mejores, mucho mejores. Es el tan reconocido contacto con el bebé, el piel con piel.

Las ventajas de dormir al bebé en brazos en la siesta

Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá

Te puede interesar: 8 Gestos de los padres que dan buen ejemplo a los niños sin darnos cuenta

Según los expertos, las siestas en brazos de papá y mamá son más beneficiosas para los bebés de alta demanda y, en general, ayudan a los bebés:

✓ En momentos de estrés o angustia, ya sea porque sienten molestias o están cansados.

✓ La seguridad que les aportan los brazos les hacen tener un sueño más profundo y tranquilo.

✓ El sueño es de más calidad ya que mejora la digestión y reduce los cólicos del lactante.

✓ Dormir la siesta en brazos de mamá o papá estimula el vínculo con el bebé y hace que los bebés se sientan más seguras.

✓ Según los expertos este contacto físico que se establece en las siestas en brazos, favorece el desarrollo del cerebro a nivel cognitivo la maduración del sistema nervioso.

Cómo crear hábitos de sueño saludables para el bebé

Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá

De acuerdo con el estudio Making Life Easier_bedtime, de la University South Florida (USF), se estima que el 43 por ciento de la totalidad de los niños y hasta un 86 por ciento de los niños con retraso en el desarrollo experimentan algún tipo de dificultad para dormir. Problemas para dormir pueden provocar mal humor y problemas en el aprendizaje.

Por ello, nos da consejos para hacer con que la hora de ir a dormir y de la siesta sea más fácil para los niños y sus padres:

  1. Establezca un horario regular para la siesta y el sueño nocturno, según la edad que tenga el bebé o niño
  2. Asegúrese de que el niño desempeñe actividad física, tanto dentro como fuera de casa, fuera del horario de sueño.
  3. Dele a tu hijo completa atención a medida que lo prepare para ir a dormir o para una siesta. Cuéntale un cuento, cántale una canción de cuna o simplemente enséñale rezos u oraciones o charla con él para tranquilizarlo.
  4. Haga y diga siempre lo mismo antes de las siestas o de ir a dormir. Eso le ayuda a tu niño comprender y comprender los pasos en la rutina de la siesta y de ir a dormir. A los niños les gusta la rutina, la repetición.
  5. Establezca un lugar predecible para ir a dormir. En tu propia cama, en su propio cuarto, en tus brazos, en una hamaca, etc.
  6. Utiliza las palabras ‘primero’, ‘después’, ‘es la hora de…’, para que tu hijo sepa lo que acontecerá después. Por ejemplo, podría decirle: ‘Primero, duerme. Después cuando despiertes iremos al parque’.
  7. Utiliza algún objeto de apego, un osito de peluche, una mantita, un libro, para que el niño lo relacione con la hora de dormir y descansar.
  8. Reduzca el ruido y la iluminación de la habitación donde va a dormir el bebé o niño para que él sienta que es hora de reposar.

¡Puedes leer más artículos similares a Por qué algunos bebés sólo quieren dormir la siesta en brazos de papá o mamá en el Blog de Clémentine & Bastièn!

Visita nuestras tiendas ubicadas en Chacarilla y Miraflores:
 Surco | Av. Caminos del Inca 296   Miraflores | Av. Angamos Oeste 1371

Fuente: Guía Infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *