Otitis en niños: lo que debes saber

Otitis en niños: lo que debes saber

La otitis es una de las enfermedades más frecuentes en la infancia y consiste en una inflamación que puede afectar a diferentes partes del oído. Pero ¿cuáles son sus síntomas? ¿Existen diferentes tipos de otitis? Descubre en qué consiste y cómo actuar para combatir el dolor de oídos. ¡En el siguiente articulo  Clémentine & Bastièn te cuenta todo lo que debes saber sobre la otitis en los niños.

 

Otitis en niños: lo que debes saber

 

La otitis

 

Otitis en niños: lo que debes saber

 

Es una inflamación que puede afectar a diferentes partes del oído. Muy a menudo, se trata de la consecuencia de un resfriado. Sin embargo, hay que tener presente que, si bien el resfriado es contagioso, las otitis no lo son.

 

Aparte del dolor de oídos, raramente la otitis ocasiona daños permanentes en el oído y, cuando se manifiesta de forma frecuente, indica una predisposición del niño a sufrir reacciones alérgicas. Por ello, la otitis debe afrontarse

 

Otitis media

 

Las otitis medias se manifiestan, normalmente, por la noche y suelen causar fiebre.

 

En muchos casos, el dolor de oídos aparece y desaparece, aparentemente sin ningún motivo preciso. Esto se debe, en parte, a que los nervios del oído están conectados a los de muchas otras partes del cuerpo, como por ejemplo los del cuello, de los dientes, del esófago, de la garganta y de las amígdalas. Cuando una de estas partes sufre un trastorno o está afectada, el oído puede resentirse.

 

Si no sobreviene una infección, el niño no presenta síntomas específicos ni fiebre, aunque sí nota la sensación de tener el oído tapado, lo que le causa molestia y le empuja a introducirse el dedo en la oreja.

 

Sin embargo, en el caso de que se forme pus en el oído, se habla de otitis media serosa: el niño siente mucho dolor de oídos, tiene fiebre, está irritable, no quiere comer y puede sufrir, incluso, vómitos y diarrea.

 

A veces, debido a la presión de pus, el tímpano, la fina membrana que separa el oído externo del oído medio, se puede perforar. Es entonces cuando el dolor de oídos disminuye, la mucosidad sale por el oído y, en la mayor parte de los casos, ésta es la señal del inicio de la curación.

 

En caso de otitis media, casi siempre es necesario recurrir a los antibióticos, que siempre deben estar prescritos por el pediatra. Si la otitis no se resuelve en unos 10-15 días, el médico puede prescribir un segundo ciclo de antibióticos hasta su curación.

 

✓ Durante la enfermedad, muchos médicos aconsejan suspender la leche y sus derivados (yogur, quesos, etc.) y otros alimentos alergizantes, como el maíz, los arándanos, los huevos o los cítricos.

 

✓ Para aliviar el dolor de oídos al niño, se puede aplicar sobre la oreja del niño una bolsa de agua caliente envuelta en un paño, o bien un cojín que esté calientito.

 

✓ En el caso de que se trate de un lactante el que sufra dolor de oídos, se le puede aplicar sobre la orejita un pañito blando y caliente para intentar calmarle.

 

✓ Es importante mantener húmedo el ambiente de la habitación en la que el niño afectado por una otitis duerme. Un ambiente demasiado seco puede irritar las mucosas de la nariz y de la garganta.

 

Otitis externa

 

Otitis en niños: lo que debes saber

 

En caso de otitis externa, el niño siente picor y dolor, y tiene la sensación de tener la oreja tapada. Si se toca o se tapa la oreja, el dolor de oídos aumenta. Este dolor está provocado por la hinchazón del canal auditivo externo, que está enrojecido, hinchado y duele. En este caso, se habla de otitis externa o del nadador.

 

La causa más frecuente son los microorganismos presentes en el agua de las piscinas y el cloro que se echa para combatirlos. Si se toman algunas pequeñas precauciones, se pueden reducir las posibilidades de contraer una infección.

 

✓ Después del baño, sobre todo si el agua no está muy limpia, es necesario limpiar bien el conducto auditivo del niño, dejando correr el agua por su interior y secándolo luego cuidadosamente.

 

✓ También es importante mantener secas las orejas del niño. Para hacer salir el agua del canal auditivo, hay que poner la cabeza del niño de lado y estirar delicadamente el pabellón auricular en distintas direcciones.

 

✓ Se debe prestar atención a no introducir en la oreja del niño sustancias irritantes, como jabón o shampoo.

 

¿Cómo limpiar el oído de un bebé con otitis?

 

Lo único que puedes limpiar es la parte externa de los oídos, nada más. Aun así debes hacerlo con mucho cuidado, de preferencia durante el baño, utilizando una toallita, paño humedecido o hisopos, siempre con movimientos hacia fuera.

 

Dolor de oídos en niños: cuándo dirigirse al pediatra

 

✓ Hay que llamar inmediatamente al pediatra si:

 

✓ El dolor de oídos o las secreciones que salen de la oreja están acompañados de vértigos y ganas de vomitar.

 

✓ El dolor de oídos es muy fuerte y el niño grita de dolor o llora sin motivo.

 

✓ El niño tiene el cuello rígido.

 

✓ No consigue caminar normalmente.

 

✓ El dolor de oídos dura más de dos horas.

 

✓ De la oreja le sale una secreción.

 

✓ La fiebre es superior a 38 grados centígrados.

 

✓ Los síntomas no mejoran pasadas 48 horas del inicio del tratamiento.

 

Puedes leer más artículos similares a Otitis en niños: lo que debes saber en el Blog de Clémentine & Bastièn!

 

Fuente: Mi bebé y yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat