Creando una habitación de ensueño

Creando una habitación de ensueño

Un espacio para los dulces sueños:

Creando una habitación de ensueño
Consejos de experto para crear el ambiente ideal para el descanso del bebé.

Uno de los aspectos más divertidos de la organización para le llegada de un bebé es la preparación de la habitación infantil, dice la reconocida experta australiana del sueño, Natalie Herman.

Es un momento fascinante, ya que la inminente llegada se vuelve más real que nunca. Todos suelen tener una imagen en la cabeza de cómo habrá de lucir la habitación infantil. Eligen con cuidado la decoración, selección de muebles y accesorios que combinen. Sin embargo ¿se habrán detenido a pensar si este espacio ofrece las mejores condiciones para favorecer el descanso?
Si bien la estética de la habitación infantil puede ser agradable, hay otras cosas que puedes hacer para crear un ambiente propicio al sueño. Al fin de cuentas, queremos que nuestros hijos descansen lo mejor posible.
Durante el primer año, en la medida de lo posible, se debe evitar estimular al bebé, especialmente cuando está tratando de dormirse.  La habitación debe ser un lugar relajante y tranquilo, con pocos muebles y contrastes. Más adelante, cuando sea más grande, puedes comenzar a añadir decoración a la habitación, como estanterías y cojines.
Para asegurarte de no sobre estimular al niño, considera las tonalidades suaves a la hora de elegir los colores y la decoración para la habitación infantil.  También es una buena idea comprobar que no haya nada en el campo de visión del bebé que pueda distraerlo cuando intenta dormir, como un móvil o la luz de una pantalla de vigilancia.
Como hemos dicho, evita sobrecargar la habitación infantil con muebles.  Una cuna, un cambiador, un sillón de lactancia y una cómoda alfombra es suficiente. Intenta no poner la cuna demasiado cerca de una ventana, ya que podría haber una corriente de aire durante la noche.
También es importante no colocar demasiados objetos en la cuna del bebé. Lo mejor es una sábana simple para cuna, una manta para bebé (que cumpla con las normas de seguridad) y el saco de dormir o una manta para envolver. Más adelante, a los cuatro meses, se puede agregar un peluche.
Esto le dará a tu bebé la seguridad que necesita y le permitirá aprender a dormirse por sí mismo. Una vez que el niño tenga un año, se podrán añadir objetos decorativos, como cojines o juguetes.
Para tener un ambiente óptimo para el descanso, es imprescindible que la habitación esté a oscuras y en silencio, tanto para dormir de día como de noche.
Las persianas o cortinas blackout reducen el exceso de luz por la mañana y son una gran ayuda durante las siestas diurnas.  Un buen recurso si vives en una calle ruidosa es poner ruido blanco de fondo. El sonido de lluvia o las olas calma al bebé y evoca los ruidos del vientre materno.
La clave para lograr un ambiente propicio al sueño es la simplicidad. Ya tendrás tiempo más tarde para decorar la habitación del bebé, una vez que haya establecido una rutina y sepa dormir de forma independiente.

CÓMO HACER QUE TU BEBÉ SE QUEDE DORMIDO

Ahora que la habitación está preparada, ya puedes ayudar a tu bebé a desarrollar una rutina saludable del sueño. Al final tienes una práctica lista con las cosas más importantes que puedes hacer para ayudar a tu hijo a dormir bien.

VIGILA LA VENTANA DEL CICLO DE SUEÑO DEL BEBÉ

La ventana de sueño es el momento óptimo para acostar a dormir al bebé. En general, deberías asegurarte de hacer dormir al bebé cada 1 o 2 horas (incluyendo el tiempo de lactancia). Más tarde, a partir de los tres meses, podrás pasar a cada 1.5 o 2.5 horas.

RUTINA PARA LA SIESTA ANTES DE PONER A DORMIR AL BEBÉ DURANTE EL DÍA

A los bebés les gusta la rutina constante, ya que les proporciona seguridad. Desarrolla un conjunto de rituales y repítelos cada vez que sea la hora de dormir la siesta. Antes de ir a la habitación a dormir, una buena rutina puede incluir la lactancia, el cambio de pañales, los mimos, decir buenas noches a la familia y poner un poco de ruido blanco.

OFRÉCELE UN PELUCHE CUANDO TENGA 4 MESES

Cuando sea seguro hacerlo, (no antes de los 4 meses), dale a tu bebé un suave peluche antes de cada siesta y antes de comenzar su noche.
Esto le dará algo para acompañarlo y a la vez le servirá como señal para la hora de dormir. Cada vez que vea su peluche sabrá que se acerca la hora de descansar. A los bebés les gusta y necesitan la sensación de cariño para poder relajarse por sí mismos.

ASEGÚRATE DE QUE UNA, O AÚN MEJOR DOS DE SUS SIESTAS SEAN EN LA CUNA DURANTE EL DÍA

Cuanto más seguido utilices la cuna, más rápido entenderá que ese es el espacio dedicado a descansar. Formará un vínculo desde temprano y la regularidad lo ayudará a sentirse cómo y seguro. Esto facilitará que pueda dormir mejor.

NO SOBREESTIMULES A TU BEBÉ CON ACTIVIDADES

Se puede sobre estimular rápidamente a un bebé, lo que hará que se resista a dormir cuando esté cansado. Puede ser muy tentador pasar el día fuera de actividad en actividad, pero trata de limitarlas a una o dos por día como máximo. Te asegurarás de que esté durmiendo suficientes siestas.

SÉ CONSTANTE EN LA FORMA DE ACOSTAR A DORMIR A TU BEBÉ

A partir de los tres meses de edad, intenta reducir a sólo un par los métodos que utilizas para acostar a tu bebé. Esto evitará que se confunda intentando adaptarse a distintas técnicas.  La mejor forma para relajarlo suele ser poner al bebé boca arriba en su cuna y usar técnicas que involucren la voz y el tacto para tranquilizarlo y hacerlo dormir.

ASEGÚRATE TAMBIÉN DE QUE LA HABITACIÓN DEL BEBÉ ESTÉ EN SILENCIO Y A OSCURAS DURANTE LAS SIESTAS DIURNAS.

El niño se dormirá más rápido en una habitación en silencio y sin luz. Una buena idea sería preparar la habitación así cada vez que vayas a acostarlo, sea durante el día o de noche.

ASEGÚRATE DE ESTAR IMPLEMENTANDO UNA RUTINA PARA DORMIR CADA NOCHE A LA MISMA HORA Y CON LOS MISMOS RITUALES.

Puedes comenzar inmediatamente con una rutina regular para acostarlo. Es una buena forma de calmar al bebé y prepararlo para el momento de dormir. También lo puede ayudar tomar un baño con una pizca de aceite de lavanda, en especial si tiene cólicos.

ASEGÚRATE DE QUE COMA BIEN DURANTE EL DÍA PARA AUMENTAR SUS CALORÍAS

El bebé que come bien durante el día suele dormir mejor por la noche. No olvides comer bien si estás amamantando. Eso hará que no le falte la leche materna. Lo mejor es una diera rica en carbohidratos, frutas y verduras.

 

La Lista de Natalie para preparar la habitación infantil

Crea un ambiente relajante evitando usar excesivos muebles y decoración.

No sobre estimules a tu bebé.

          Selecciona colores suaves para los muros y la decoración.

          Limita las distracciones en el campo de visión del bebé (como móviles y juguetes).

          Evita el exceso de luz como la que pueda emitir una pantalla de vigilancia.

Mantén la cuna despejada y sólo con sábanas y mantas necesarias.

Mantén la habitación en silencio y a oscuras.

La clave es la simplicidad.

          Puedes agregar detalles de diseño más divertidos a la habitación cunado el bebé sepa dormir de forma independiente. Es decir, sepa dormirse sin ayuda.

Texto de: Stokke – Catálogo de la colección 8.0
Stokke – Designed to be close

Creando una habitación de ensueño

creando habitacion ensueño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Clémentine & Bastièn

Tienda de productos para bebes


Abrir chat